Jugar bien/Escribir bien
Futbol mexicano

Juvenal Olmos y la misión de revivir Veracruz

 

”Perro Verde, Perro Verde” solían cantarle a Juvenal Olmos en su paso como técnico en Chile, apodo que se ganó a sus innovaciones en la metodología de trabajo como alguna vez lo declaró al contar la historia de ese peculiar sobrenombre, y es que hablar de este entrenador es hablar de todo un personaje. Hombre serio que tuvo que meterse a un programa de baile para cambiar un poco la percepción que tenían sombre él. Entrenador peculiar, si se le puede nombrar así.

Llegó a Veracruz con el torneo avanzando, gracias a la recomendación de los promotes  Sergio Gioino y Pablo Lecrerc que previamente habían colocado a Bryan Carrasco en el equipo, y desde su llegada la prensa empezó hacer eco de sus ausencia de 11 años sin dirigir, preguntándose ¿qué tanto podía aportar un tipo que no tenía equipo desde 2007? Mismas preguntas se hacía la afición.

Hay que recordar que Veracruz es un equipo que cada día moría más, sin identidad ni idea de juego, sin planeación ni proyectos. Sin embargo, en estos tres últimos partidos Veracruz ha mostrado una cara totalmente diferente a lo que venía mostrando en los últimos torneos, un sistema de juego e ideas principales de su comienzo con la escuadra escuala que aquí analizaremos:

La libertad absoluta de Bryan Carrasco

Uno de los pilares del equipo es Bryan Carrasco jugador que en estos tres partidos de la era Juvenal Olmos ha recibido la libertad para moverse por todo el frente de ataque cosa contraria a su etapa con Memo Vàzquez donde tenía un rol más defensivo acorde a la propuesta ‘ordenada’ que pretendía en ese entonces el técnico. Con dicho rol asignado, Carrasco desarrolla su juego partiendo de fuera hacia dentro para crear asociaciones por dentro, ya sea con el Puma o Rodrigo Prieto. De igual manera es habitual el cambio de posiciones que tiene con Adriàn Luna lo cual ha servido en la transiciones de defensa-ataque para desarrollar el contragolpe.

 

Trabajando el orden defensivo

Una de las cosas que implementó Juvenal a su llegada a Veracruz fue trabajar en lo defensivo, tarea difícil en un equipo que conMemo Váquez priorizó eso pero que nunca lo pudo plasmar, dejando líneas muy separadas, malos posicionamientos y un infierno tras perdida de balón. El nuevo técnico opta por defender en un bloque bajo en una estructura 4-4-2, lineas juntas para evitar cualquier pase entre líneas que pueda penetrar la zaga, y, orientando al rival a jugar por banda

Presionar en el mediocampo para que el rival tenga que recurrir a la pelota larga

Aunque es un tema duro, pues hay momentos del partido donde errores puntuales de la última línea le cuesta goles, regularmente marcan al hombre pero en ocasiones pierden la marca, dejando a un rival totalmente solo. Es un de las aristas que más debe trabajar el entrenador

Los ‘tres’ de arriba

Si bien, en el esquema Veracruz juega en 4-2-3-1, muchas veces se transforma 4-3-1-2 teniendo a Prieto como un enlace y arriba Polaco-Chávez, durante el partido contra Toluca los 3 jugaron casi todo el encuentro en ese esquema de tres arriba, contra Santos fue más claro la doble punta (Chávez-Polaco) y retrasado, Prieto,  en el primertiempo. Esto es aprovechado por los interiores que intentan jugar por dentro para después descagar en banda con los laterales esperando un centro al área que encuentren tanto el Puma o Polaco.

Si bien Veracruz tiene mucho que trabajar, hasta ahora han mostrando un avance tanto en conceptos como en trabajo realizado. Se muestra un Veracruz màs vertical, con màs ideas y sobre todo que no le tiene miedo a ser protagonistas. Presionar y tener la pelota como consigan del cuadro jarocho.

 

 

 

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde