Jugar bien/Escribir bien
Selección Mexicana

Blog de Edu Torres: el autodescarte de Miguel Herrera

Cada que hay una oportunidad de ofrecerse, lo hace. Ya sea en rueda de prensa o en alguna de sus giras de medios con todos sus amigos. Miguel Herrera siente que es el entrenador ideal, bajo cualquier circunstancia, de la Selección Mexicana de Fútbol.

Un técnico que hace más ruido que trabajo, que no tiene autocrítica y es más recordado por sus shows en el banquillo, discusiones extracancha o golpear comentaristas antes que por desarrollar jugadores o hacer equipos de fútbol que logren estirar lo más posible el éxito.

No cabe duda que el campeonato obtenido frente a Cruz Azul es lo que aún lo mantiene en la memoria de mucha gente, porque después de ese título no ha conseguido nada como para poder seguir argumentando tener trabajo.

Con todo esto, no me parece un entrenador terrible, pero sí demasiado inflado para lo que realmente representa. Ha hecho jugar bien a diversos equipos, el propio América, los Xolos de Tijuana, Rayados e incluso Atlante, pero no logra alargar esa calidad de juego.

Actualmente su error más grande es no potenciar el desarrollo de un joven como Edson Álvarez, el futbolista multifunción más prometedor de la nueva camada que incluso ya cuenta con minutos en una Copa del Mundo, pero Herrera parece que se encarga de limitarlo.

Incluso él mismo lo dijo en una conferencia de prensa posterior a la eliminación de su América frente a Juárez en Copa: se equivocó al poner a Vargas a cobrar el penal, porque lo falló. Aunque luego quiso protegerse diciendo que no es mal tirador, que solo le tocó fallar, pero el error de decirlo ya lo había cometido mostrando su doble discurso de “darle chance a los chavos” y luego exhibirlos.

Cuando criticó también en rueda de prensa a Ferretti diciendo que seguramente él no hizo la lista con tantos jóvenes fue una muestra de la falta de códigos, podrá dar mil ejemplos donde sí los ha seguido, pero no puedes ser tan irrespetuoso con un compañero de profesión, y no hace falta ser psicoanalista para entender lo que sucedió en esa ocasión: él quería estar en esa posición de seleccionador.

Bajo ninguna circunstancia me gustaría Herrera como seleccionador de México, y me da gusto que con sus acciones él mismo se va descartando. La selección de este país necesita un líder, no una figura para la televisión.

Comentarios

Article written by:

"El fútbol como elemento estético"

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde