Jugar bien/Escribir bien
Liga MX

¿Qué esperar de las Chivas de Cardozo?

El Mundial ha concluído, pero la Liga MX arranca, y con ella ascienden un conjunto de especulaciones sobre distintos equipos, sobre su manera de jugar y sobre el probable esquema táctico y de jugadores que presentarán para el Apertura 2018. Uno de los equipos que acapara de forma importante una gran ola de dudas es el conjunto rojiblanco; las Chivas con nuevo pastor al frente intentarán olvidar el sabor amargo que llegó al final del torneo pasado, debido a inconsistencias directivas y a la dolorosa salida de Matías Almeyda. A partir del próximo sábado, el conjunto tapatío tendrá la oportunidad de demostrar que la grandeza viaja en su ADN, y de la mano de José Saturdino Cardozo intentar construir cosas importantes.

Solidez defensiva

Si algo caracterizaba a equipos como Querétaro y Toluca, cuando eran dirigidos por el paraguayo, era su solidez defensiva. Con una línea de cuatro en el fondo sumamente sólida, dos centrales con un juego físico importante, dos laterales que no sacrifican el realizar recorridos defensivos por ir al ataque, y un mediocentro funcional que presionara en cada zona del mediocampo e inclusive tuviera la capacidad de incrustarse en la última línea para apoyar en conceptos denfensivos. Aspecto importante que a Chivas en torneos pasados le costaba desarrollar, y que con Cardozo lo pueden encontrar.

Variantes de cara al gol

Si algo tenía Saturdino como jugador era su gran capacidad para horadar la red del rival, no por nada es probablemente el mejor delantero extranjero que ha llegado a México, sin embargo, no todo pasaba por cuántos goles hacía, sino por cómo los hacía. El Toluca de Cardozo mostraba un amplio abanico de posibilidades en momentos de transición defensa-ataque, demostrando que no carecía de creatividad cuando el equipo de los Diablos se paraba a las afueras del área grande, anotando goles ya sea por medio de la pelota parada, por jugadas procedentes de la tenencia de la pelota, o por contraataques veloces y eficientes.

Encontrar la victoria sí o sí

Seguramente el talón de Aquiles del conjunto de Guadalajara: ganar partidos. Con Matías Almeyda era un común denominador el conseguir la primera victoria del torneo después de la fecha cinco, debido a una ausencia de capacidad para definir los partidos importantes, o un carencia de habilidad para controlar los partidos en los que se tenía ventaja en el marcador. Con Cardozo este renglón puede llegar a mejorarse, puesto que es bien sabido que el paraguayo prioriza el buen fútbol, sin embargo, nunca sacrificará una victoria o tres puntos por intentar anotar tres goles más. Este rebaño aprenderá a ganar partidos a como dé lugar, ya sea de forma estética o poco ortodoxa, algo que la afición reclamaba jornada tras jornada.

Estadio Akron como una verdadera fortaleza

Y hablando de aspectos que la afición reclama, es el hecho de no poder ganar en casa. La gestión de Almeyda con Chivas fue más que buena, sin embargo, si hay algo que se le puede cuestionar al argentino es lo poco que hizo pesar la casa de los rojiblancos durante los últimos dos torneos. Aspecto que seguramente José Saturdino Cardozo tiene en mente y sabrá corregir; simplemente hay que recordar los juegos que disputaba Toluca en el Nemesio Diez, una cancha que se le complicaba ampliamente a los equipos que jugaban ahí en condición de visitantes.

¿Posible 11 habitual de las Chivas de Cardozo?

Posible once de Cardozo presentado por Chivas Pasión

En fin, un breve análisis no dictará el futuro de Chivas, todo dependerá del accionar del equipo dentro y fuera del terreno de juego. Todo parece indicar que José Saturdino Cardozo está consciente de que este es el más grande reto de su carrera desde el banquillo, y difícilmente no la aprovechará.

Pueden encontrarme en Twitter

 

Comentarios

Article written by:

Minimalista.

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde