Jugar bien/Escribir bien
#Rusia2018

Rusia 2018: Día 21; Francia al ritmo de Griezmann

El Francia-Bélgica iba a estar directamente influenciado por cuál sería la selección que se encargara de dominar a través del balón, pues ambas se sienten muy cómodas dependiendo del contragolpe -además de ser las mejores del Mundial en ese sentido- y tienen déficits muy claros que les podría costar la eliminatoria.

Al final fue Roberto Martínez el que se atrevió poniendo previa mano de obra en la pizarra, con un once cuando menos curioso producto de la suspensión de Meunier. Cuál hubiera sido el plan inicial de no estar condicionado por lo mismo es una incógnita, pero Bob encontró en Hazard una máquina de generar ventajas. Normalmente acostumbrado a aparecer como mediapunta -incluso el sistema mismo está basado en activarlo ahí- pero ahora su zona de influencia estuvo en carril exterior, donde quedaba en 1vs1 con Pavard y salía como ganador en cada duelo individual. Hazard ha estado muy potente en sus conducciones en fase de eliminatorias, llegando a completar 24 regates en 27 que ha intentado, por ello es que el centro lateral era una constante -si no era él, era Chadli- y con Fellaini y Lukaku en zona de remate era imposible no pensar que el gol tarde que temprano iba a llegar.

Sin embargo Francia resistió esos primeros minutos de gran forma y terminó mostrando más argumentos gracias a que Antoine Griezmann entró en el partido. Si ya contra Uruguay apareciendo entre líneas potenció un ataque posicional a priori muy pobre, ahora lo hizo en transición, recibiendo al pie en su propio campo y en situaciones no tan ventajosas, pero siempre decidió de maravilla y a partir de ahí el balón estuvo más lejos que cerca de Lloris. Mbappé se encontraba cerca del área rival y el trío Pogba-Kanté-Matuidi podía imponerse físicamente para robar más arriba. En definitiva, todo era más fácil. Al final el resultado se lo terminaron llevando gracias a una acción a balón parado, pero la llave estuvo en un Griezmann que siguió en el mismo plan durante la segunda mitad e incluso confirmó que ningún otro atacante de élite es tan bueno defendiendo como él.

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde