Jugar bien/Escribir bien
Liga MX

¿Independencia necesaria contra los extranjeros de nuestro balompié?

Durante los últimos años se ha tocado en múltiples ocasiones el tema de los futbolistas extranjeros en nuestro país, y siempre se ha colocado sobre la mesa la siguiente pregunta: ¿Se debe limitar la llegada de futbolistas no nacidos en México a la Liga MX?

Por un lado, todos estamos al tanto de la gran calidad que existe en la Liga MX gracias a la aportación de los distintos futbolistas extranjeros dentro de nuestro país, encontrando dentro de los más destacados a jugadores como Agustín Marchesín (argentino), Mateus Uribe (colombiano), Jérémy Ménez (francés), Clifford Aboagye (ghanés), Martín Rodríguez (chileno), Diego Valdés (chileno), Raúl Ruidíaz (peruano), Marcelo Barovero (argentino), Matías Fernández (chileno), Marcelo Díaz (chileno), Tiago Volpi (brasileño), Carlos Sánchez (uruguayo), Rogelio Funes Mori (argentino), Nahuel Guzmán (argentino), Enner Valencia (ecuatoriano), Eduardo Vargas (chileno), André-Pierre Gignac (francés), Gustavo Bou (argentino), entre muchos otros.

El torneo pasado caminó de la mano de la regla “9/9” establecida por la liga, el Clausura 2018 tuvo un total de 197 jugadores no nacidos en México. La pregunta es: ¿La cantidad de futbolistas extranjeros en México es algo positivo o cobrará factura algún día? Para muchos las comparaciones son odiosas, sin embargo, en este caso son necesarias para poder llegar a una conclusión.

Empecemos a sacar cuentas, de la temporada 2017/2018, en España del total de futbolistas inscritos para disputar La Liga, el 40% son extranjeros, más de la mitad son futbolistas españoles; en Alemania el 47% aproximadamente son futbolistas no nacidos en territorio germánico, todavía vemos que más de la mitad de los futbolistas de la Bundesliga son locales. El tema cambia en Italia e Inglaterra, con porcentajes de 54% y 68% de jugadores extranjeros respectivamente.

Estos números que revelan la realidad en cuanto a jugadores extranjeros en ligas europeas, de igual forma nos dictan con claridad cómo ha sido el papel de las Selecciones Nacionales de dichas ligas en competencias internacionales. Por ejemplo, una Inglaterra que desde 1966 no ha podido levantar otro campeonato mundial, ni siquiera ha podido llegar nuevamente a una final o a una semifinal dentro de la justa mundialista. Por ese mismo lado se encuentra Italia, que al menos levantó recientemente en Alemania 2006 su cuarto campeonato del mundo, sin embargo, desde dicha edición, no ha podido superar la fase de grupos.

Del otro lado de la moneda podemos colocar a Alemania y a España; Alemania con su gran producción de futbolistas locales, ha logrado disputar 13 semifinales, de las cuales solamente en cinco ocasiones no han podido llegar a la final, ganando su cuarto campeonato el Mundial pasado en Brasil 2014. Y finalmente tocamos a España, que sin ser ley, tienen como ADN el contar con una enorme cantidad de jugadores españoles en La Liga, y se ve en sus más cercanos resultados, ganando en Sudáfrica 2010 su primera justa mundialista, además ganando un bicampeonato de la Eurocopa en Austria-Suiza 2008 y en Polonia-Ucrania 2012, además de que el recambio generacional de sus jugadores de la Selección mayor no les ha costado en lo más mínimo, con jugadores que saldrán en poco tiempo como Iniesta, Busquets o David Silva, pero que verán a sustitutos permanentes como Asensio, Saúl Ñíguez y el mismo Denis Suárez.

En pocas palabras, se aprecia de forma notoria cómo los países que apuestan por los jugadores locales han podido sobresalir en el plano internacional, como es el caso de Alemania y de España. Mientras que por otro lado, hay ligas de países como Inglaterra e Italia, cuyos equipos prefieren reforzarse con jugadores extranjeros, cosechando de esta forma resultados huecos y desastrosos a mediano y largo plazo para sus respectivas Selecciones.

Tomando en cuenta que en México casi 200 de los 485 jugadores registrados para el concluido Clausura 2018, fueron extranjeros, estamos hablando de un 42% de futbolistas no nacidos en México que disputaron la pasada Liga MX. Y con el paso del tiempo es muy probable que este número termine por elevarse. Además, los referentes de la Selección de México también caducan, Rusia 2018 puede ser el último escenario donde jugadores como Javier Hernández, Carlos Vela, Giovani dos Santos, Andrés Guardado, Héctor Moreno y Guillermo Ochoa participen de forma plena tanto futbolísticamente como físicamente. El recambio parece ser claro, con jugadores como Eduardo Aguirre, Roberto Alvarado, Diego Laínez, Jonathan González, Uriel Antuna, Omar Govea, César Montes y Pablo Sisniega, el gran cuestionamiento es si se les dará o no la oportunidad de equivocarse y aprender en primera división. ¿Nos estaríamos acercando en un futuro al presente que viven muchas Selecciones a nivel mundial? Con ligas “competitivas” pero con Selecciones que fracasan constantemente en torneos internacionales, sólo el tiempo lo dirá, y finalmente nos hará saber si es necesario o no una independencia contra los extranjeros en nuestro balompié.

 

Comentarios

Article written by:

"Sospecho un poco del periodista que tiene los zapatos perfectamente lustrados; hay que ir a oler la historia, hay que ir a escuchar la historia". Desde pequeño he sido cautivado por lo que la pelota genera a nivel cultural, social, e incluso político. Con 19 años, soy fiel creyente que no se necesita haber jugado futbol para poder entender, hablar y escribir correctamente sobre futbol.

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde