Jugar bien/Escribir bien
Liga MX

Marcelo Bielsa: un paraíso llamado Pachuca

Para iniciar este texto quería enumerar los equipos o selecciones que han buscado a Marcelo Bielsa cada que no tiene trabajo, en algún momento Luis Bonini (Q.E.P.D.), quien fue preparador físico de Bielsa durante mucho tiempo, declaró que incluso rechazó dirigir al Real Madrid. No es novedad que alguien quiera a Marcelo en su equipo, lo que sí sería novedoso es que él acepte.

Durante las últimas semanas ha sonado el rumor de la vinculación con Pachuca, para ser más precisos con Andrés Fassi, miembro de Tuzos y también presidente de Talles de Córdoba, un equipo con quien Grupo Pachuca ya no tiene relación alguna.

En este texto solo voy a vincular mis opiniones a la posibilidad de dirigir en México, aunque Talles no dejará de ser una opción para que el entrenador argentino regrese a los banquillos después de su mal paso por el Lille de Francia.

De Pachuca para Marcelo Bielsa solo puedo decir que es como estar en el paraíso, lo digo figurativamente porque estoy seguro que de forma literal para Bielsa trabajar en Newell´s sí sería llegar a algo paradisiaco. Aunque jugar en un estadio con su nombre no atiende mucho al bajo nivel vanidoso de El Loco.

Pensar en lo que los Tuzos han hecho es sinónimo de trabajo, de creer en las fuerzas básicas, de consolidar jugadores mexicanos, de tener una red de scouting en todo el país, de hacer vínculos en distintas partes del mundo para estar siempre cerca de la detección del talento joven, de tener en el club para trabajar a la gente más preparad sin importar nacionalidad, Pachuca se trata de una de las instalaciones más modernas de todo el continente que solo se puede comparar con las de equipos élite en Europa, de unas Fuerzas Básicas envidables que se desarrollan a partir de una misma idea de juego, de tener a Westerhoff y a Angel González en el mismo club siendo 2 de los máximos formadores y descubridores de talento del fútbol mexicano, y si tengo que hablar de figuras en específico en el plano deportivo no me puedo olvidar de Marco Garcés y la gran gestión lograda como director deportivo.

Todo eso es lo que Bielsa trata de implantar en un equipo de fútbol, lo hizo en Atlas, lo intentó en América, lo logró con Argentina y Chile, lo hizo en el Athletic Club, lo magnificó en Olympique de Marsella y fracasó en Lille. Llegar a Pachuca para Bielsa significaría darle continuidad y hacer unas mejoras a lo ya existente, Aunque un hombre como él jamás va a dejar de estar en el ojo del huracán de la prensa, por sus métodos de trabajo y su singular forma de hacer ruedas de prensa, tengo que decir también que en Pachuca no tendría la misma presión de la que seguramente si sería víctima en otras palzas de la República Mexicana.

Hay que recordar que Bielsa puede ganar muchos partidos y ese éxito será efímero, pero si pierda se lo recuerdan exponencialmente como evidencia de que su trabajo no sirve. Decir esto solo es marcar lo evidente, es algo con lo que él ha habido, se autodenomina un experto en fracasos, cada vez le hacen menos daño.

Deportivamente no se me ocurren motivos para que Marcelo Bielsa no quiera ser entrenador del Pachuca, pero fuera de la cancha encuentro uno: el escándalo de Jesús Martínez hace unos meses, el famoso Tuzo Gate. Algo que seguramente lo incomoda y lo hará pensar mucho su decisión.

De llegar a Pachuca se reuniría con Efraín Flores que ahora trabaja con Mineros, un viejo conocido de Bielsa en su paso por Atlas. Esto demuestra que no sería la primera vez que trabaja en México, lo hizo con Atlas y América, además de que en 2015 fue pretendido por la Selección Mexicana para tomar las riendas del combinado nacional, incluso cabe mencionar su buena relación con Juan Carlos Osorio a quien seguramente ya le habrá pedido algunas referencias. 

Eduardo Torres
@edutorresr

Comentarios

Article written by:

"El fútbol como elemento estético"

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde