Jugar bien/Escribir bien
Futbol Internacional

“Necesitamos convertir a los incrédulos en creyentes” el Liverpool de Klopp

Son pocos los mejores equipos de la historia que no son recordados por quien era el entrenador. Hay 2 formas populares de hacer referencia a clubes, siempre es por director técnico o por año. El Barcelona de Guardiola o Brasil del 70.

Recordar a un equipo siempre es mucho más sencillo cuando gana cosas, pero que pasen los años y seguir recordándoles, pese a cualquier resultado, casi siempre será por un estilo de juego definido, que se acerque mucho a ser algo diferente. No puedo decir que algo único, pero sí algo que llega a darle alegría a la gente. No solo desde el resultado, sino desde lo visual.

Cuando Klopp llegó a Liverpool sabíamos que algo bueno iba a suceder. Y por algo bueno me refiero a tratar de luchar por ganar la liga, volver a ser un equipo regular en Champions y tener algunos juegos apasionantes. Ha dejado ir elementos como Coutinho, Lucas Leiva, Balotelli, Kolo Touré, Allen, Ibe y Benteke. Tenía que reestructurar la plantilla, potenciar para encontrar el juego tan famoso de “heavy metal” que siempre busca imponer.

Llevó a Sadio Mané, cuando Klopp trabajaba en Dortmund ya lo había querido pero no pudo contratarlo, estando en Liverpool no dudó en tenerlo cerca de él. Wijnaldum también fue contratado, Karius llegó para dar más confianza en la portería que Mignolet no había podido cumplir del todo bien.

Robertson, Oxlade-Chamberlain, Mohamed Salah, Van Dijk, Solanke, Klavan también llegaron al puerto para hacer una plantilla fuerte y profunda, con calidad y sobretodo cobijados con una misma idea de juego, con la idea de juego de Klopp.

El equipo de Liverpool ha logrado convivir en conjunto bajo un estilo de presión, de constante asfixia al rival. Los jugadores conocen sus funciones, pero además tienen un vínculo especial entre ellos que los hacen un equipo tan competitivo.

Sadio Mané dijo esto para el diario El País “A veces con un gol y a veces sin un gol. Jugar bien es ayudar a tus compañeros. Si no contribuyes a que el equipo crezca no estás jugando bien, por más que metas goles.”

Cuando se le preguntó sobre las asistencias de gol que le hace a Mohamed Salah dijo “Salah es mi amigo. ¡Es normal darle el balón! Somos tres atacantes complementarios. Firmino aguanta el balón de espaldas y genera espacios para los que llegamos desde atrás. Salah es un oportunista. El hombre del último toque.”

Encontraron el mejor momento de varios futbolistas, sobre todo de Mané y Salah que están llamados a ser figuras de sus países en el mundial que está a solo unos días de comenzar.

Todo eso hace que hoy Liverpool esté en la final de la Champions League, el juego de vuelta contra Roma no fue de lo mejor, pero con todo y eso lograron sobrevivir a un mal partido. Jugarán contra Real Madrid, no son favoritos, pero no les interesa. Quieren ganar, y tienen argumentos para lograrlo. Todo de la mano de Klopp.

Eduardo Torres
@edutorresr

Comentarios

Article written by:

"El fútbol como elemento estético"

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde