Jugar bien/Escribir bien
Futbol internacional

La flama del barrio persiste en el futbol europeo

Vivimos en una época en el que se esta sistematizando al futbol. Datos, estadísticas, formaciones, preparación, tecnología, y a veces uno se pregunta: ¿Donde está aquel niño que le gustaba jugar al futbol por el simple hecho de divertirse?

En la actualidad están de moda los esquemas tácticos rígidos. Cada vez menos, se deja libre a un jugador talentoso para que vague por ahí sin ningún remordimiento de función o posición. Por un lado está bien para la efectividad de un equipo, funcionar como “relojito” y que cada una de las piezas se muevan en sintonía de un fin común.

Drones en los entrenamientos, videoanalisis del rival, estadísticas propias y del rival, mapas de calor, zonas del campo, funciones, roles y un montón mas de datos que han llevado al futbol moderno a evolucionar y estirar el potencial del futbolista a limites antes impensables. Pero, ¿Y la diversión de aquellos niños que jugaban en la calle por el simple hecho de jugar a la pelota?

Parece que cada vez menos hay esa libertad innata con la cual todos jugábamos en la calle con los amigos. Sin embargo, en estos últimos 7 dias han habido 2 acciones que me hace recordar esos momentos de la infancia.

Ambas situaciones no requieren de un análisis y detalle a profundidad, es simplemente apreciar la belleza innata de un niño interno que soñaba con ser futbolista.

Hasta la persona mas ajena al futbol apreciaría la belleza de dichas acciones. Me refiero a la asistencia del mexicano Raul Jimenez con el equipo del Benfca, en la cual manda un centro raspando el esférico con la famosa “rabona” y que culmina en un centro perfecto para que Jonas remate de cabeza. Es una de esas acciones que abundan en las calles de cualquier ciudad que tienen en común la diversión de los interpretes y el sueño de algun día ser futbolistas.

 

La otra acción es la ya famosa “chilena” de Cristiano Ronaldo ante la Juventus de Turín. Parece ser que esta imagen será un icono del futbol mundial, del tamaño de la volea de Zidane ante el Bayer Leverkusen o aquel disparo curvilíneo de Roberto Carlos ante Francia hace algunos años.

Esta chilena de CR7 podremos decir que tiene muchas cualidades, salto, técnica, determinación, olfato goleador, etc. etc. sin embargo lo que yo mas resalto es otra cosa y no tiene nada que ver con análisis, tiene que ver con esa esencia que todo niño tiene cuando juega en el “llano”, en la calle o en los lugares mas incómodos para jugar al futbol. Esa “chilena” de Cristiano tiene ilusión, tiene hambre y tiene pasión por jugar al futbol mismo. Tiene esa ilusión que muchos de los que alguna vez jugamos al futbol en la infancia nos hacía extremadamente felices.

 

 

 

Yo agradezco a los futbolistas que intentan este tipo de cosas en la actualidad. Esas acciones que cada vez vemos menos, y que nos llevan a recordar aquellos momentos en que queríamos ser futbolistas profesionales, pero principalmente divertirnos jugando a la pelota.

 

César Muñoz @CesarMunoz89

Comentarios

Article written by:

Creo que el futbol "espectacular" la mayoría de las veces está lleno de errores tácticos. Soy más de admirar el dominio de un sistema de juego, es allí donde encuentro la belleza del futbol.

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde