Jugar bien/Escribir bien
Futbol mexicano

Árpád Fekete, un ídolo olvidado

Hay personajes en el fútbol mexicano que con poca aportación han quedado en el recuerdo del aficionado, otros más mediáticos como Chava Reyes, Horacio Casarín, o Enrique Borja siguen siendo una referencia a la hora de hablar de la historia del balompié nacional. Sin embargo, hay casos de quienes aportan algo o dejan una huella y no son tomados más en cuenta quedando en el olvido del recuerdo colectivo, quizás por poco interés o por no ser relativo para el periodismo deportivo mexicano. Tal es el caso de Árpád Fekete.

Árpád Fekete nació en Salgótarján, Hungría en 1921, se desempeñó como jugador en equipos de su país, en Italia estuvo en el Cagliari y ACR Messina, para posteriormente retirarse en Francia, con el Montpellier en 1954. En ese mismo año viaja a Estados Unidos a entrenar a un equipo de húngaros e italianos que residían en Nueva York por motivo de la II Guerra Mundial. En 1956 un directivo de Chivas viajó directamente hablar con él para intentar contratarlo por recomendación del técnico Jorge Orth, quien años atrás había dirigido al Guadalajara.

 

Fekete llegaba para suplir a Donaldo Ross, quién había conseguido el primer título de Chivas en su historia en la temporada 1956-57. En su primera campaña como técnico del Rebaño Sagrado, Árpád consiguió llegar a la 3° posición del torneo, y en la temporada 1958-59 se convertiría en el segundo técnico en ganar un título con Chivas, el 2° de su historia y del que a la postre le llamarían el Campeonsimo, de la mano de futbolistas como Tubo Gómez, Chololo Díaz, Pina Arellano, Jamaicón Villegas, Sabás Ponce entr otros. Su legado en Chivas se resumiría en dos veces campeón de liga, y 2 de Campeón de Campeones.

Después de no poder arreglarse con Chivas, tras un viaje a Hungría que realizó, decidieron darles las gracias y en su lugar quedó Javier de la Torre. Fekete, para ese entonces había tenido un breve paso por el Nacional de Jalisco, y se había enrolado con el Club Oro, club al que también hizo campeón en la Temporada 1962-63, ganando en ‘la final’ precisamente a las Chivas, con un équipo que marcó época en el fútbol mexicano, conformado por jugadores como Piolín Mota, ‘Tamal’ Ascensio, Víctor Chavira, ‘Tepo’ Rodríguez, Epaminondas, Neco y el Zurdo Pérez. Esa final acabó con la racha de 4 títulos consecutivos que llevaba el cuadro rojiblanco.

Al año siguiente ocuparía su lugar como técnico en Toluca, donde solo pudo alcanzar el puesto #12 (de 16) de la tabla general, más tarde llegaría el parteaguas de la carrera de Fekete, se convertía en DT del Atlas con la difícil tarea de salvarlos del descenso, cosa que no pudo y terminó perdiendo la categoría, este sería el único club que descendería de la mano del llamado ‘Bombero’ del fútbol mexicano.

Y es que el mote de Bombero se lo ganó a pulso, siendo un técnico que empezó una carrera consiguiendo títulos, y a raíz del descenso con Atlas, preferiría o mejor dicho optaría por dirigír clubes que estaban en problemas del descenso. En sus manos estuvo Tecos, Nacional, Atlante, Tigres y hasta un breve paso por Morelia (solo dirigió 1 partido y le dejó el equipo a su auxiliar), además de dirigir a la selección en la primera Copa de Naciones de la CONCACAF.

Con Pumas quedó campeón de Copa en la temporada 1974-75 superando a los Leones Negros, y precisamente, un año después estaba salvando a los Tigres de la UANL del descenso, en el famoso partido donde Geraldo Concordia ‘Laúca‘ anotaría el gol de la salvacación y que mandaba  a Zacatepec a la Segunda División  de México.

Después de la salvación de Tigres en la última fecha, la popularidad de ‘Bombero‘ creció en Arpad Fekete, además su reputación como técnico de renombre. Ya no era solo un técnico que salía campeón, sino que también sus conocimientos le servían para salvar clubes que estaban en problemas. En la Temporada 1977-78 llegó a los Tecos de la UAG para pelear por el no descenso, la cual terminó librando, al hacer una de las mejores campañas en la historia reciente de los Tecos, terminando como 4° lugar de la tabla general ganando 17 partidos, empatando 12 y perdiendo 9. Otra vez había salvado del descenso a un equipo.

Dos años después dirigía a León que se encontraba en una crisis futbolística grave al inició de la Temporada 81-82, en su primeras 17 fechas llegó a tener cuatro entrenadores, en la fecha 18 llegó Fekete para tratar de salvarlos de no perder la categoría, y de nueva cuenta lo logró, terminando en el lugar #18 (de 20) y dejando en la lucha por el no descenso a Atlas y Tampico Madero, este último terminaría descendiendo, aunque compraría la franquicia de Atletas Campesinos para no tener que descender. Después de la temporada con León terminaría por renunciar al cargo.

El parado táctico que más le gustaba y a su vez más utilizaba en sus equipos solía ser 4-2-2-2, usando como mayor arma su contragolpe. Por muchos años fue criticado por ser un técnico defensivo, que priorizaba la defensa para después atacar como él siempre lo mencionó ”Cuando un equipo tiene buena defensa, vale mucho más que tener 5 delantero. Yo aseguro, busco siempre asegurar la defensa y después contragolpe” y le funcionó, no solo se dio el lujo de ser campeón sino de salvar equipos, mostrando ser un técnico plurifuncional.  Su metodología de trabajo era entrenar todos los días, como lo expresó en 2006 cuando le preguntaron por el éxito de las Chivas que dirigó ”En Chivas no había orden ni trabajo, entrenaban solo dos veces por semanas, y cambiamos diariamente, al principio no les gustaba mucho, pero después ganamos campeonatos”.

Para entender un poco la idea de juego de Fekete, Gamaliel Ramírez, ex jugador de Atlas en la época de 1970-71, decía Gracias al Sr. Fekete, llegué a la selección nacional, porque siempre me decía-, vaya o, vayano-, que quería decir…váyase al ataque y lo hacia, lo cual era raro, porque todos los laterales se quedaban a cuidar al extremo”.

Casualmente, Árpád Fekete se retiró después de 33 años como técnico, en el mismo equipo que dirigió cuando llegó por primera vez al país en 1956: Chivas de Guadajalara, en la temporada 1989-90, llegó para suplir a Ricardo La Volpe, solo estuvo 7 partidos con un saldo de 5 empates, 1 victoria y una derrota. Fue sustituido por Miguél Ángel López, el Zurdo.

Árpád Fekete dirigió 625 juegos, obtuvo 41 victorias (11° técnico con más partidos ganados) más que derrotas, con un 53.9% de efectividad, dirigió 14 veces y único en dirigir a todos los clubes de Jalisco en Primera División Guadalajara, Oro, Atlas, Tecos, Jalisco, Nacional y Leones Negros.

 

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde