Jugar bien / Escribir bien
Futbol Internacional

Derby de Milán: Igualdad en el juego pero no en el marcador

Milán se vistió con sus mejores galas para presenciar una nueva edición del Derby de Milán(también llamado Derby della Madonnina), que es uno de los partidos más históricos, importantes e icónicos del fútbol Italiano, pues se enfrentan el Futbol Club Internazionale contra el Associazione Calcio Milan. Este partido se jugó en casa de la escuadra Nerazzurri, en el estadio Giuseppe Meazza. En este partido de liga, el cuadro local llegaba de dos victorias consecutivas contra el Genoa y el Benevento. En cuanto al A.C. Milan, llegaba de dos derrotas consecutivas contra La Loba y contra la Sampdoria. El resultado de este histórico partido fue a favor del Inter, acumulando su tercer victoria consecutiva, cosa que lo mantuvo en el segundo lugar de la tabla, por encima de la Vecchia Signora y debajo del Napoli, y al A.C. Milan lo hundió desde el lugar 7 hasta el lugar 10; el resultado final fue de 3-2. Vimos un partido donde ambos tuvieron oportunidades y donde tuvieron su momento de ser amo del juego, esta dinámica permitió un partido muy equilibrado pero al final el seleccionado argentino, Mauro Icardi, demostró su calidad como matador y sobre el final completó su hat-trick, dándole a su equipo la victoria frente al rival.

Luciano Spalletti, llegó a su primer Derby con el Inter, usando una formación 4-2-3-1: Handanovic (GK), Nagatomo, Miranda, Skriniar, D’Ambrosio, Gagliardini, Vecino, Borja Valero(saldría al 85′ por Eder), Ivan Perisic, Candreva (saldría al 73′ por Cancelo) y Mauro Icardi (saldría al 90’+3′  por Santon, con hat-trick)

Vicenzo Montella dirigiría su tercer partido contra el Inter, con un historial de dos empates y después de este partido con una derrota, con un 3-5-2: Donnarumma (GK), Romagnoli (saldría al 78′ por Locatelli), Bonucci, Musacchio, Rodríguez, Bonaventura (1 gol), Lucas Biglia, Kessie (saldría al medio tiempo por Cutrone), Borini, André Silva y Suso (1 gol)

Comenzó el partido y desde el minuto 3, el Inter comenzó a hacer circular la pelota que acabaría en los pies de Candreva, quien intentaría sorprender con un pase largo pero se fue de la cancha y no pudo conectar con Icardi. El Milán después de cortar el avance local hace circular la pelota, después de unos minutos, quiere sorprender con una jugada de pizarrón pero el tiro de Suso saldría muy débil y le caería a Handanovic en las manos. De esta intervención saldría una jugada que acabaría de nuevo con Candreva en las afueras del área y que metería un tiro que sorprendería a Donnarumma pero que se iría por sobre el arco. Se recuperaría del susto la defensa Rossoneri y saldría jugando de mejor manera que en el arranque, manteniendo a raya y sin entregar la pelota, al Inter. Al minuto 20′, Bonucci conectaría con Suso y sacaría un disparo muy machucado que saldría a un metro del palo izquierdo del Inter, que después de esta estéril acción recuperaría el control del balón generando al 24′ un córner que Miranda cabecearía para mandarla rozando el poste visitante y sería su segunda bocanada de aire. Este momento de tranquilidad se vería esfumado rápidamente porque al minuto 28 D’Ambrosio le colocaría a Icardi un maravilloso centro con destino frente a la portería y de un solo toque, el argentino la mandaría a guardar del lado derecho de la portería del Milan, batiendo a Donnarumma y dándose su primer gol. El Inter se alzaría y comenzaría a generar jugadas peligrosas con tiros de Perisic, Icardi y Vecino pero no pudieron sumar al marcador. Hasta el minuto 42′ el Milan se hizo con el balón y dos minutos después Borini tendría dos oportunidades para empatar, la primera sería heroicamente atajada por el portero de la escuadra Beneamata y la segunda sería el rebote y con un cabezazo la mandaría fuera. Y así concluiría la primera parte.

En la segunda mitad, el Inter comenzaría tocando y jugando muy bien, cosa que llevaría a Vecino a tirar de larga distancia, sin peligro que le daría el Il Diavolo la posesión de la redonda llevándolos a tierras enemigas, anotando un gol de Musacchio, el cual sería anulado por offside. Este gol anulado le daría la voluntad al Milan para volver a mandar sobre el Inter y la tranquilidad del gol anulado no le duraría mucho pues al 56′ Suso intentaría de larga distancia y pondría el balón pegado al poste derecho del equipo de Icardi, para hacer el empate. Suso, no satisfecho, volvería a atacar con un disparo de larga distancia que Handanovic mandaría sobre su arco y Borini haría al 62′ un tiro impresionante dirigido a la base del poste pero que le permitiría a Handanovic lucir sus habilidades, evitando otro gol. El Inter retomaría el mando y en una jugada, el balón terminaría en los pies de Perisic que hace un extraordinaria conducción hasta un lado del área y mandaría un centro a Icardi, quien con una impresionante volea, pondría en ventaja a su equipo al minuto 63′. El Inter perdería el señorío del juego y Borini se plantaría en la banda derecha para mandar un centro que pasaría de largo hasta el poste izquierdo, donde Bonaventura hace una temeraria barrida y mete, usando el cuerpo del arquero, el empate. No conforme el Milan tendría una oportunidad más pero se la perderían y el balón sería jugado por el local, quien generaría un tiro de esquina que resultaría en un penal de Rodríguez sobre D’Ambrosio. El penal es cobrado por Icardi y después de engañar a Donnarumma, completa el triplete y termina el Derby.

Fue un partido lleno de emociones, como se supone que tiene que ser cualquier clásico, al igual que ríspido. Ambos tuvieron oportunidades claras y ambos pudieron haber ganado el partido pero al final el que tuvo más colmillo, pudo alcanzar la victoria. Fue suerte que el árbitro central viera la falat de Rodríguez sobre Danilo, pues en el fútbol vemos muchas jugadas así en donde no se marca nada. En cuanto a los equipos: el Inter se ve muy sólido, sabe jugar, tiene a su ángel guardián (Icardi) que sale cuando se necesita, tienen una buena química y tiene un merecido segundo lugar, aunque si siguen jugando así pueden alcanzar al Napoli y clasificar a la próxima Champions League. El A.C. Milan tiene mucho que trabajar, se le vieron varias deficiencias atrás y aunque Suso intentó sacar al equipo con su gol y siempre como un factor de riesgo, no fue suficiente para impulsar los puntos en el marcador y si piensan no dejar escapar más puntos frente a al Genoa, en su casa, deben tener más contundencia y arreglar la tibieza de su defensa, pues a pesar de tener a uno de los mejores defensas centrales del mundo (Bonucci), se deaparece.

Comentarios

Article written by:

Mi tipo de juego preferido es el posicional, calmado y que al mismo tiempo tiene al instinto pidiéndome explotar, creyente de que la vida funciona de esta manera. Americanista de cuna, ademas de ser fiel seguidor del Inter de Milán y del Barcelona. Pep Guardiola, un genio técnico salido de una lámpara maravillosa.

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde