Jugar bien / Escribir bien
Liga Mx

Los cambios de Jaime Lozano

De las 11 jornadas disputadas hasta el momento el Querétaro solamente ha conseguido 2 victorias, ha empatado 4 encuentros y ha perdido 5. Un desempeño para nada favorable, considerando además que se está peleando por la salvación del descenso. Observar estos resultados y juzgar en base a ellos es lo más fácil pero, ¿Qué es lo que conlleva a conseguirlos?

En gran parte, es gracias a que las ideas del entrenador no se traducen en la cancha. Porque en la mayoría de las ocasiones Jaime Lozano tiene un buen plan de juego, pero la ejecución de los jugadores no es la mejor de las posibles. Y ese no es el problema per se, el verdadero problema viene a la hora de corregir esas fallas.

       

Como ya habíamos comentado anteriormente, Everaldo Stum es el delantero titular porque es el más completo de los tres en la plantilla. Sin embargo y pese a ser el que más minutos ha disputado, ha tenido poca claridad de cara a puerta: únicamente ha conseguido una anotación en sus 10 partidos, donde 7 han sido arrancando desde el inicio. Esa falta de gol es la que ha ocasionado que Camilo Sanvezzo sea el cambio más recurrente en lo que va del torneo con 6 apariciones desde el banquillo, que han hecho que sea el goleador del equipo con 3 anotaciones.

Los últimos 15 minutos del partido, son el momento en el que el Querétaro ha marcado más goles

El otro cambio recurrente en el equipo es el de Jordi Cortizo o el de Edgar Benítez, ambos han entrado de cambio en 5 ocasiones. Los dos tienen un factor común, y es que ofrecen características distintas al extremo izquierdo titular, Paolo Yrizar. Su entrada significa que el equipo tendrá la posesión de balón y por lo tanto se necesita de otro perfil en esa posición. Yrizar cumple con la función de hombre objetivo en banda, es el receptor de los pases largos de Tiago Volpi; mientras que Cortizo y Benítez son extremos más regateadores y más asociativos. En un balance general, esta modificación termina siendo negativa, ya que se pierde la principal vía de ataque como las segundas jugadas y realmente no se gana mucho en el ataque posicional.

El entrenador tiene cierta culpa al no tomar siempre las mejores decisiones, pero la realidad es que la plantilla es corta tanto en cantidad como en calidad. Puede ser que Sanvezzo de vez en cuando salve el resultado por su calidad individual, pero no hay más elementos que puedan hacer la diferencia en el juego del equipo. Porque las alternativas al once inicial -o simple y sencillamente, algunos jugadores del cuadro titular- son canteranos o futbolistas que no se encuentran en su mejor momento. Eso es lo que termina afectando la ejecución del plan inicial, así como la correción de los errores del mismo.

Puedes comentarme qué opinas al respecto, me encuentras en twitter como @angelmoralesfut

Comentarios

Article written by:

El cómo antes que el qué.

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde