Jugar bien / Escribir bien
futbol mexicano

Toluca – América, y un partido que evidenció los dos polos

Uno de los partidos que llamaban la atención para esta jornada era Toluca – América, si bien las águilas llegaba a este juego perdiendo de visita contra León siempre se han sentido cómodas jugada en la Bombonera. Toluca venía de ganar – y convenciendo- frente a Pumas.

Toluca salió a la cancha con un esquema diferente a lo que venía utilizando en el torneo, con un 4-4-2 con Sambueza como interior derecho  y Droppy por izquierda. Arriba Canelo y Uribe. América, por su parte, saltó con un 5-4-1 con Matheus Uribe y Guido en la contención, Silvio y Quintero por las bandas y arriba Oribe Peralta.

El trámite del partido fue de total dominio de América, más allá de que la posesión de la pelota la tuvo Toluca (63%-37%), el equipo visitante fue el encargado de crear más oportunidades en ofensiva, sobre todo por las bandas con Quintero y Chino Romero, en parte porque América decidió jugar un juego directo muy marcado, prueba de esto, el primer gol de América: Una recuperación de Darwin Quintero en su propia área, tira pase largo buscando a Oribe, el defensor de Toluca recepciona mal y le cae a Silvio Romero que solo tuvo que disparar para anotar el primer gol.

Después de primer gol Toluca siguió con el mismo ritmo de partido, teniendo la pelota pero sin crear oportunidades, pasando los ¾ de cancha se nublaban, una serie de impresiones y malos pases hacían ver al equipo rojo como un equipo sumamente inferior al rival, en parte ocasionado por los malos posicionamientos, la defensa totalmente descoordinada, y las líneas muy separadas, lo que hacía que América aprovechara los espacios.

El segundo gol de América exhibió por completamente las carencias defensivas de Toluca y su nula transición: Matheus Uribe recupera la pelota en su propio campo, pasa para Quintero que hace una descolgada por banda derecha hasta llegar al área y centra para Romero que se la dejó a Uribe para que solo la tocara y así marcar el 2-0.  Seguido de esto fue más de lo mismo, Toluca teniendo la pelota, pero América creando peligro.

En el segundo tiempo Toluca probó un 4-3-3 con Vega, Abundiz y Barrientos formando un tridente arriba, lo cual mejoró un poco puesto que con este sistema Sambueza se liberó más y puedo crear peligro por todo el frente de ataque. El regreso de Alexis Vega será clave para Cristante en los próximos partidos, pero también un dilema de como parar al equipo

Hay dos cosas que este partido dejó claro: América sabe manejar perfectamente el juego directo, sus contragolpes son letales y las variables tácticas que el Piojo presenta durante el desarrollo del partido influyen mucho a la hora de generar juego. Darwin Quintero está en un nivel extraordinario y Matehus aporta mucho en la medular.  Por su parte Toluca cada partido evidencia más sus carencias tanto ofensivas como defensivas, nula imaginación de juego, no tiene profundidad y sus transiciones defensivas prácticamente son inexistentes

 

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde