Jugar bien / Escribir bien
futbol mexicano

Santos – Toluca, y un mal partido.

Santos y Toluca cerraban la Jornada 8 del fútbol mexicano, el escenario el Territorio Santos Modelo. De entrada pintaba para ser un partido sino parejo, debido al buen manejo del mediocampo que tiene Santos, si un juego en donde ambos tuvieran llegada en donde los dos por estilo de juego directo tratarían en todo momento activar a sus delanteros mediante trazos largos.

Santos salía con un 4-3-3 en la que Jonathan Rodríguez y Gael Sandoval partían desde las bandas para después interiorizarse y asociarse con Furch y Djanini Tavares mientras Emiliano Armenteros se tiraba un poco atrás para intentar generar ocasiones. Toluca por su parte se paró con su tradicional 4-2-3-1 en la que Pablo Barrientos volvió hacer titular, pero ahora jugando como un media punta acompañado por Sambueza por izquierda y Droopy Gómez por derecha.  Los mediocentros, Rios – López.

El partido no tuvo profundidad, muy nulas acciones ofensivas y un festín de errores tanto técnicos como tácticos. Si bien Santos manejó el partido, sus salidas desde mediocampo carecían de profundidad. Djaniny y Jonathan estaban muy aislados, no tienen impacto en ofensiva y las únicas que podían tener, les eran arrebatadas por los dos laterales de Toluca, Salinas – Velarde, que se han convertido en un pilar del cuadro rojo. En este contexto, tanto De Buen como Gael Sandoval fueron los encargados de recuperar y activar las salidas de Furch, pero ante un flojo nivel del delantero argentino poco se pudo hacer.

Toluca por su parte mostró uno de los niveles de juegos más bajo en muchos meses, un nivel muy por debajo del promedio que exhibió el poco recambio táctico que tiene Cristante. De entrada, al poner a Rubens Sambueza clavado por banda izquierda, hace que pierda toda la evolución que había mostrado en partidos pasados donde prácticamente era el amor y señor del equipo choricero, aunado a que como media punta jugó Barrientos, jugador que no pasa por un buen momento, y que si bien tiene características para asumir este rol, su impacto en generación fue inexistente.

El partido del pasado domingo fue, quizás, uno de los más pobres en cuanto a juego en lo que fue del torneo, un partido en el que los dos equipos -cada uno con ideas diferente- no pudieron profundizar las jugadas que tenían. Un equipo pasaba, el otro recuperaba, apenas la tenía, el otro lo interceptaba.

La problemática de Santos es el nivel de juego que muestran dos de sus jugadores claves, Djanini Tavares y Jonathan Rodríguez, lo cual hace ver que el funcionamiento del equipo carezca de ofensiva. Sin que estos jugadores estén ritmo, la producción de Furch es baja, tomando en cuenta el sistema de juego que implementó Chepo en donde se busca explotar y potencializar la figura de Furch.

Por su parte, Toluca una vez más muestra que está falto de ideas, se intenta hacer lo mismo aun cuando no se ejecuta. Bajo esa línea basa sus ataques, sin tener un cambio alguno. Parece que Cristante ya agostó todas sus herramientas, y el equipo sigue sin mejorar en cuanto fútbol. Eso sí, poner a Sambueza por derecha, disminuye mucho tanto ofensiva como defensivamente. Habrá que esperar si se modifica con la llegada de Alexis Vega, o si Canelo empieza a tener más participación, situándolo por banda izquierda, Droppy por derecha y Sambueza como MP. Con Canelo y Vega hay muchas variantes, falta que el técnico las aplique

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde