Jugar bien / Escribir bien
Futbol Internacional

La Loba a dormir

El sábado 26 de agosto —en la jornada 2 de la Serie A— , El Estadio Olímpico de Roma recibió al Inter de Milán que venía de una aplastante victoria de 3-0 sobre la Fiorentina en el Estadio Giuseppe Meazza; la Roma, la jornada pasada visitó al Atalanta al cual le ganó por la mínima de 0-1. Durante el partido la balanza se inclinó para ambos lados pero el cuadro Nerazzurri mostró una mayor contundencia volteando el partido a la Roma 1-3 y silenciando su casa. Es un partido que siempre ha sido interesante, ya que históricamente hablando, ambos equipos son de los mejor que puede llegar a demostrar la liga italiana.

El equipo de Eusebio Di Francesco jugaría con un 4-3-3: Allison (GK), Kolarov, Fazio, Manolas, Juan Jesús, Stootman, De Rossi (Saldría al 83′ por Ünder), Nainggolan, Perotti (saldría por Tumminello al 91′), Dzeko y Defrel (Saldría por El Shaarawy al 63′) El defensa mexicano, Hector Moreno, no pudo encontrar el momento para jugar su primer partido de liga.

El equipo de Luciano Spalleti jugaría con un 4-2-3-1: Handanovic (GK), Nagatomo (saldría al 56′ por Dalbert), Miranda, Skriniar, D’ambrosio, Vecino, Gagliardini (saldría al medio tiempo por Joao Mario), Perisic, Borja Valero, Candreva (saldría al 84′ por Cancelo) e Icardi. Es el primer partido que Luciano Spalletti regresaba a la que había sido su casa por mucho tiempo (2005-2009/2016-2017).

La primera mitad sería totalmente dominada por la escuadra local, quien tendría al Inter metido en su mitad del campo. La primera jugada de peligro vendría de La Roma al minuto 13 con un remate de larga distancia que pegaría en el poste. Así, la Loba daría el primer golpe con un gol al minuto 15 de Edwin Dzeko, quien después de recibir un increíble servicio de Nainggolan, dormiría el esférico con el pecho y remataría con la derecha enfrente del arco, batiendo a Handanovic. El juego empezó a ser cortado pero sin duda la Roma se sentía cómoda pues estaba manejando al Inter. Al 27′ un tiro de Dzeko de larga distancia casi se convierte en el segundo de la casa si Handanovic no se hubiera vestido de héroe. Al 38′ Nainggolan le pega desde lejos y vuelve a pegar en el palo. El Inter casi desesperado porque no había generado ninguna jugada, hasta que Icardi se anima a pegar desde las afueras del área con potencia —haciendo la primer jugada importante del juego para su equipo— pero Allison se lanza y hace una atajada fantástica que le quita al Inter su primer gol.

En el segundo tiempo, las cosas cambiarían para el conjunto visitante pues se mostrarían con más iniciativa. Empezando por la buena química que Perisic y Candreva empezarían a mostrar. A pesar de que el Inter comenzó a tener más el balón, la Roma tendría la primera importante del segundo tiempo con un remate de larga distancia que Perotti manda por encima del arco al  minuto 49′. Cuando Joao Mario ingresa, se puede ver que el medio campo cesa su estancamiento y la bola empieza a circular generando oportunidades por arriba que no son buenas para Icardi. Al 64′ Perotti vuelve a tirar pero vuelve a impactar en el palo. Al 66′ Icardi recibe un pase atrasado, que alcanza a componer y tira cerca de la portería logrando hacer el empate. A partir de aquí el Inter se hace amo y señor de la pelota, aunque la capacidad de la Roma se ve generando dos jugadas que no logran concretar y perdiendo la posibilidad de superar al visitante. Al 77′ Icardi obtiene su doblete, con un pase de Perisic, logra hacer un tiro cruzado al lado derecho de Allison. Dos minutos después Icardi tiene otra oportunidad pero Allison se vuelve a vestir de héroe. Al 83′ la Roma toca la puerta pero el remate de Nainggolan se va por encima y finalmente al 86′ el Inter pone el último clavo al ataúd con un centro raso de Perisic a Vecino quien hace un quiebre por el centro del área y la empuja a la portería local.

Fue un partido algo ríspido, en donde La Roma definitivamente se levantó con el pie izquierdo y todas las oportunidades que generaron fueron claras y mucho mejores que las del Inter, pero que por fortuna del equipo comandado por Icardi no logaron sumar puntos al marcador. A pesar de la claridad superior que mostró la Roma, el Inter tuvo mayor posesión del balón, aunque no con mucha diferencia: La Roma: 49%/ El Inter 51%. Este fue un importante partido para Mauro Icardi después de su llamado a la  selección albiceleste, pues hace evidente su participación en esta  además de dotarlo de confianza.

La siguiente jornada La Roma intentará componer su situación, visitando a la Sampdoria. El Inter intentará reafirmar su superioridad en la tabla, recibiendo al SPAL.

Comentarios

Article written by:

Mi tipo de juego preferido es el posicional, calmado y que al mismo tiempo tiene al instinto pidiéndome explotar, creyente de que la vida funciona de esta manera. Americanista de cuna, ademas de ser fiel seguidor del Inter de Milán y del Barcelona. Pep Guardiola, un genio técnico salido de una lámpara maravillosa.

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde