Jugar bien / Escribir bien
Selección Mexicana

Querido México

El día de ayer se vivió una noche triste más, un partido en el cual se buscó un objetivo y no se logró. Se perdió ante Jamaica 1-0 en la Copa Oro, en un verano como cualquier otro con dos competencias, donde el equipo se queda en la orilla. Sin embargo, hay que dimensionar bien lo ocurrido, ya que suelen haber exageraciones al respecto. 

En primera, la selección de Jamaica no es un conjunto semiprofesional, el lateral derecho Powell, por ejemplo, defiende mejor que cualquiera en su posición de México. Y, no sólo está en él, el defensor Lawrence cobró un tiro libre, con la presión de los últimos minutos, lo suficientemente bueno para vencer al arquero Corona.

Como dato, de los once titulares, ocho juegan en la MLS, uno en la USL (segunda división Estados Unidos) y dos en su liga local. Y, un factor muy importante, tienen todo que perder y poco que ganar, juegan sin presión de medios locales, hay que agregarles la inspiración.

nota-seleccion-600x390

Ahora, quitando argumentos futbolísticos de los mismos jamaicanos, está la cuestión física, donde claramente son muy superiores. En velocidad, en altura, en fuerza, en todo vencieron a los dirigidos por Osorio. Y, cuando se tiene en frente a un rival así, se tiene que compensar esa desventaja con lo futbolístico, donde los jugadores de esta selección “B” no demostraron la capacidad para encontrar huecos en una defensa jamaiquina con 8 en el área, bien replegada. 

Agregado a eso, cuando se lograba encontrar a un mexicano descubierto en el área no hubo ni la calidad ni la velocidad suficiente para marcar. Hubo un par de ocasiones que se fallaron cabezazos casi entrando al área chica, en primera el “Cubo” Torres, absolutamente solo, siendo un rematador nato y luego salto a destiempo de Jesús Gallardo provocó una pésima definición. Esos ejemplos y otros, son remates que se pudieron haber hecho pensando (y ejecutando) más rápido, cosas que no demostraron tener los jugadores mexicanos.

dfd-jicw0aihpq3

Ahora, en cuanto a las expectativas, ¿en realidad se creía que se iba a ganar la Copa Oro? Hay un complejo de superioridad en el aficionado y periodista mexicano promedio, en el que se cree que son de un nivel más alto en el que en realidad estamos. No existe la materia prima suficiente para vencer con la selección “B” a Jamaica, las cosas como son, quedó demostrado el día de ayer y en el partido de la fase de grupos.

Para en realidad saber si es un fracaso o si se debe hacer un cambio de entrenador, querido México, hay que considerar todos estos factores. Desde 2001 se han tenido ocho veranos con dos competencias en la selección mexicana, en ninguno se ha llegado a la final con el equipo “B”. Sí, hay cosas que corregir, pero no hay que actuar con la cabeza caliente, esas suelen ser las peores decisiones, sobre todo las que quieren cortar el mejor proceso en 10 años. 

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde