Jugar bien / Escribir bien
La Liga

¿Qué está pasando en Barcelona?

La situación actual

Estimado lector, vengo a informarte que el Fútbol Club Barcelona ya no es el mismo que era antes. Así es, aquél equipo que enamoró a Europa y al mundo gracias al estilo de juego consolidado por el nacido en Sampedor, Josep Guardiola, ha ido evolucionando desde que este abandonó la institución catalana en el 2012. Sí, se ha mantenido el característico juego de posición que tanto destacó con el Barcelona pero la esencia ha desaparecido, el Barcelona ya no enamora por su fútbol y poco a poco se empiezan a notar unas carencias enormes.

pep guardiola

Es por eso que hoy mencionaré desde mi punto de vista las principales debilidades que han hecho del Barcelona un equipo sin la forma de juego requerida para que los resultados vuelvan a caer a favor del equipo, ahora dirigido por Luis Enrique, que si bien cumplió como entrenador blaugrana en sus primeras dos temporadas, en esta última me ha decepcionado mucho, aunque no todo es su culpa en ésta crisis de identidad con colores granatas y azules.

Malos estados de forma y decepciones

Probablemente uno de los mercados menos productivos de los últimos años del FC Barcelona fue el de la temporada actual. Se contrataron jugadores jóvenes para supuestamente ser recambios a futuro en la plantilla titular por cantidades increíbles como sería el caso de Samuel Umtiti (25 millones), André Gomes (35 millones), Paco Alcácer (30 millones), Jasper Cillessen (13 millones), Lucas Digne (16 millones con 500 mil) y el viejo conocido de la cantera, Denis Suárez (3 millones con 250 mil).

La verdad es que yo tenía altas esperanzas de la mayoría de éstos refuerzos y pensaba que la competencia interna dentro del club les beneficiaría muchísimo para crecer futbolísticamente y ser ídolos en Barcelona, pero de momento el caso ha sido todo lo contrario. A excepción de Umtiti,  los nuevos fichajes han presentado una baja forma en su fútbol, y no han cumplido con las expectativas que se le tenían.

refuerzos barcelona

Umtiti está siendo formado como el futuro líder defensivo del Barcelona, pero del otro lado tenemos a André Gomes y Paco Alcácer no salen del mundo de la irregularidad y de la flojera donde no producen todas las ocasiones y marcaban los goles que hacían en el Valencia; Jasper Cillessen no le ha ganado el puesto a Ter Stegen en una competencia que no sea la Copa del Rey, quedándose muy corto con aquél portero que vimos en el Ajax y convocado al Mundial del 2014.

De Denis Suárez se puede decir poco, no fue el jugador que se esperaba que sustituiría a Iniesta cuando éste estaba lesionado, y dejó mucho que desear, aunquesu caso me parece un proyecto a largo plazo como con Umtiti. Y de Lucas Digne, ha estado cerca de la raya del cumplimiento, ha mejorado su nivel en los últimos partidos complementándose de buena manera con Neymar y generando peligro por la banda izquierda, pero hasta ahí, no ha logrado quitarle el puesto a Jordi Alba.

andré gomes decepción

No sólo los refuerzos han tenido una campaña decepcionante e inconsistente llena de altibajos, sino que también algunos jugadores del primer equipo. El primero de todos los casos, es Ivan Rakitic; el croata fue un pilar del mediocampo desde que llegó Luis Enrique, pero ha tenido una temporada irregular que ha causado un problema enorme para el técnico asturiano a la hora de elegir a su interior derecho, debido a que ni él ni Rafinha y mucho menos André Gomes han podido llegar a los talones de Xavi Hernández, y dudo que, aunque Messi arranque desde ésa posición en algunos partidos de éste año, logre hacer lo mismo que “El Maestro” para resolver todos los problemas de la zona.

Dos genios omnipresentes, pero nada más que eso

Lionel Messi y Andrés Iniesta son dos genios dentro del rectángulo verde, pero más que eso, son dos de los mejores jugadores de la historia del Barcelona, y en ésta temporada han demostrad una vez más su peso e importancia dentro del equipo. Son dos de las cuatro piezas restantes de aquella columna vertebral del Barça de Pep (Valdés-Piqué-Busquets-Iniesta-Xavi-Messi), y son los jugadores que generan y hacen todo cuando el equipo necesita un empujón para jugar bien.

Eso sí, a pesar de la omnipresencia de Messi, que cada vez juega más por dentro en la zona de mediapunta o de interior en lugar de extremo derecho, y la generación de fútbol de Don Andrés, eso es lo único que hay en el Barcelona actual, debido a que ha habido muy pocas ocasiones de peligro en 3/4´s de cancha en los últimos partidos, y es que, serán palabras fuertes pero Iniesta y Messi están solos cuando quieren jugar al fútbol colectivo que siempre los ha caracterizado.

messi iniesta

Cuando Iniesta estaba lesionado, el Barcelona no jugaba a nada y dependía totalmente de las individualidades de Messi, que brindaba la magia a un estilo vertical y de contraataque. Cuando el manchego regreso, las cosas fueron diferentes en la generación de ocasiones, pero las cosas todavía se le dificultaban a Luis Enrique cuando se enfrentaban a equipos que se encontraban en un mejor momento que el Barça, si acaso, lo único que se logró recuperar en los últimos partidos es la lectura de juego y la consistencia de Busquets, pero parece que la ha perdido de nuevo (y quien diga lo contrario, que vea la jugada del gol de Sansone en el Villarreal-Barcelona).

Agujeros defensivos

Lo admito, la defensa del Barcelona nunca ha sido la mejor, cómo se extrañan los tiempos de Puyol, aquél hombre guerrero que movía a la defensa y daba todo en la cancha por querer defender al club de sus amores. En la actualidad, el líder defensivo del Barcelona es el protegido de Puyol, Gerard Piqué, pero él se caracteriza más por ser un central con técnica, control, y salida, todo lo contrario a Carles, que tenía más corazón, corpulencia, intensidad, y garra.

Desde hace muchos años, se reconvirtió a Javier Mascherano en un defensa central izquierdo, que si bien, ha cumplido, muchos lo prefieren (me incluyo) como el “5” del equipo, pero era imposible que El Jefecito le quitara ése rol a Busquets. En ésta temporada, Masche me ha decepcionado muchísimo, ha dejado mucho que desear en los aspectos defensivos y ha sido el más blando de la central, incluso Umtiti le ha quitado merecidamente su lugar en el once titular. Es sin duda el jugador más intenso y aguerrido de éste Barcelona, pero su jerarquía no va con su estado de forma.

mascherano sergi roberto

El otro agujero defensivo del equipo tiene nombre y apellido: Sergi Roberto. La cualidad más grande del catalán es su polivalencia, debido a que puede jugar hasta en 5 posiciones diferentes, convirtiéndolo en uno de los jugadores más completos de la actualidad. Eso sí, en defensa deja mucho que desear, y es que yo prefiero verlo como interior por la banda derecha que como lateral, debido a que se adelanta mucho para generar ocasiones y centrar pero deja un espacio enorme donde Piqué tiene que sacrificarse para salir, pero donde no puede ocupar dos sectores de la cancha a la vez. Los espacios que deja Sergi Roberto son similares a los que dejaba Dani Alves, la diferencia es que él no tiene tanto juego interior como el brasileño.

El estilo de posición/posesión-vertical

Finalmente, concluyo éste artículo de reflexión sobre los principales problemas que suceden en la ciudad de Barcelona con su club de fútbol cuestionando ésta evolución en el estilo de juego que Luis Enrique ha traído al equipo desde su llegada.

La formación de 4-3-3 sigue siendo la misma, con los mismos roles, con la misma salida de balón, pero con un cambio circunstancial: La velocidad y los recorridos. Todavía se siguen dando muchos pases, todavía se siguen (o se seguían) generando muchas ocasiones, todavía se tiene la posesión de la pelota, pero a esto Luis Enrique ha añadido la pizca de aprovechar la explosividad de Messi, Neymar y Suárez para contraatacar.

HUELVA, SPAIN - JULY 19: Head coach of FC Barcelona Luis Enrique manages the team during the Trophy Colombino match between Recreativo de Huelva and FC Barcelona at Estadio Nuevo Colombino on July 19, 2014 in Huelva, Spain. (Photo by Miguel Ruiz/FC Barcelona via Getty Images)

Así se han ganado varios partidos e incluso se ha cambiado la formación a 3-4-3, con individualidades y con transiciones ofensivas rápidas atacando a los espacios sin piedad, algo que cambia totalmente la filosofía que dejó el equipo de época de Pep Guardiola, algo a los que no les gusta a algunos debido a su verticalidad y su forma de querer rechazar un balón largo al espacio, algo que está bien pues cada quien cuenta con una opinión diferente.

Aquí la queja viene en lo siguiente: El fútbol colectivo no existe en éste estilo combinado de juego de posición con ataques en transiciones ofensivas verticales. Y sí, la falta de juego de equipo ha causado demasiadas desconexiones en el mediocampo, causando que no haya conexiones ni asociaciones por el centro, pero sí por las bandas.

Y es que como mencionaba unas secciones atrás, las individualidades de Lionel Messi salvan a ésta pobre versión del Barcelona que carece del fútbol colectivo al que Guardiola nos dejó acostumbrados, al que Luis Enrique ha intentado evolucionar sin tanto éxito dentro del campo a la hora de jugar ésta temporada, porque estoy seguro que muchos técnicos lo harían mejor que él ahora mismo en el Fútbol Club Barcelona para evitar éste declive futbolístico.

barcelona plantilla

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde