Jugar bien / Escribir bien
Futbol mexicano

Ascenso MX, inframundo en desarrollo parte I

Cuando hablamos del fútbol mexicano, ¿qué es lo primero que se viene a la mente?  La Liga MX, los 4 grandes, el Clásico de Clásicos , los equipos del norte y sus grandes planteles, generalmente los mismos 18 equipos y de repente alguna sorpresa que salta desde el Ascenso MX para jugar un año en la liga mayor.

Alguna vez leí en un foro la opinión de algún aficionado que decía que el Ascenso es un inframundo futbolístico, un mundo alterno donde no hay reflectores ni glamour, donde pasas de ser transmitido en cadena nacional a tu televisora local, no hay figuras, las canchas son malas, van quinientas personas a los estadios, los arbitrajes son terribles y los equipos que caen ahí, tarde o temprano son olvidados, y si eres un futbolista que ya debutó en primera división pero por alguna razón te mandaron a jugar al Ascenso MX te estancarás en tu carrera.  Lo más probable es que pases años jugando contra equipos como Socio Águila, Pegaso Real Colima o Ballenas Galeana antes de que alguien se vuelva a fijar en ti.  El Ascenso en verdad es una prueba de valor y paciencia tanto para los jugadores como para los dueños de los equipos.

Luis Ángel Landín en Ballenas Galeana

Luis Ángel Landín en Ballenas Galeana

Cambios constantes, poca seriedad.

La antes llamada Primera A ha sufrido un sinfín de cambios a lo largo de los años. Hubo un lapso por allá de 2006 donde había hasta 24 equipos, incluidos filiales de todos los participantes en la Primera División, era común ver partidos como León vs. Tampico Madero con un sabor diferente por la historia de ambos clubes, a veces un Querétaro vs. Petroleros de Salamanca, y en el peor de los casos veíamos partidos de la calidad de un Tigres B de los Mochis vs. Académicos del Atlas. Si no siguieron la Primera A en aquellos tiempos (y lo más probable es que no lo hayan hecho) ya se imaginarán que clase de liga era.

En 2009 se comenzaron a tomar las cosas más en serio y se redujo el número de equipos a 17, estos cambios trajeron diversos movimientos de franquicias, de esos que solo se ven en México. La desafiliación a Guerreros de Hermosillo, los Albinegros de Orizaba pasaron a ser Veracruz, etc. Tras algunos años de cambios similares finalmente a partir de 2015 BBVA firmó patrocinio con la liga y pasó a denominarse Ascenso Bancomer MX con 18 equipos al igual la Liga MX.

Bajo este contexto personalmente puedo decir que la Liga MX es la gloria. Sí, me quejo como todos ustedes de los defectos que tiene, pero es muy bondadosa dándole cada 6 meses una nueva oportunidad a los equipos de pelear por un título; en el ascenso no es así, un mal partido, un mal arbitraje, una lesión, cualquier cosa extrafutbol te echa a perder el trabajo de un año completo, y no es como en Inglaterra o España que ascienden hasta tres equipos.

Israel Perea es atendido por el cuerpo médico de Xolos tras sufrir una serie de calambres en la semifinal León vs Xolos del Calusura 2011

Israel Perea es atendido por el cuerpo médico de Xolos tras sufrir una serie de calambres.

En México solo tenemos un ascendido por año, además jamás he visto en primera división a un jugador que pierda un ojo por una entrada del rival (Ignacio Schneider de Querétaro en 2008) o que un árbitro se acalambre en plena semifinal cuando las cosas se pusieron “calientes” en el partido (Israel Perea en el León vs. Xolos de 2011), mucho menos que un par de jugadores de un equipo bajen desde la tribuna a la cancha para participar en una riña campal (Mineros vs. Tapachula 2016). Sí, estimados lectores, hay cada cosa que se ve en el Ascenso…

Sin embargo, como ya se mencionaba, a partir de 2015 la liga ha tomado seriedad, se sabe que es casi imposible eliminar los problemas económicos, vamos, si en primera división hay equipos que no pagan imagínense en el ascenso, pero por primera vez en muchos años se esta marcando una tendencia en el ascenso donde detrás de muchos equipos hay  gente seria que busca consolidar sus proyectos a largo plazo en la primera división.

Ignacio Schneider jugador que perdió un ojo por una entrada en un Queretaro vs Socio Águila

Ignacio Schneider, jugador que perdió un ojo por una entrada en un partido Querétaro vs Socio Águila

El paso a la primera división

La historia nos dice que el recién ascendido llega a sufrir y solo compite por mantenerse, pero hay casos especiales que deben resaltarse como Tijuana, León y recientemente los Rayos de Necaxa que llegaron a competir hombro a hombro a los ya consolidados; pocos saben que detrás de estos equipos hay mucho trabajo, proyectos a los cuales se les invirtió de manera significativa, y varias temporadas para que el proyecto pudiera cuajar y dar los frutos que ahora da.

Y es que como aficionados nos quedamos muchas veces con la imagen de que el fútbol solo son los 11 en la cancha, los 7 de la banca y el DT, y claro, son ellos quienes juegan y determinan si un equipo asciende o si se mantiene en la primera división pero la verdad es que un club de futbol va más allá, es toda una organización que tiene personal trabajando para que todo funcione en orden, desde utileros, jardineros, gente de prensa, personal de mercadotecnia, doctores, entrenadores y jugadores en fuerzas básicas y hasta los directivos que son el cerebro de la organización en una lista que podría continuar. Ésta gente son los cimientos, la base para que un club pueda funcionar adecuadamente, en la medida que todos hagan su trabajo de manera seria y correcta el club puede pasar de ser de esos que ascienden para luego descender a uno que ascienda para consolidarse en la primera división.

Para poner en perspectiva las cosas, en el Apertura 2006, Grupo Caliente tomó al equipo de la frontera entonces llamado Gallos Caliente y es en 2007 que cambian su mote a “Xolos” e inauguran el Estadio Caliente, en 2008 descienden a segunda división pero vuelven a Primera A por un aumento en el número de equipos, y es hasta el 2010 cuando logran el ascenso a la primera división. Cuatro años de altibajos y aprendizajes antes de que Xolos pudiera ascender. El trabajo a partir de ahí fue excelso logrando el campeonato en 2012, fueron 6 años desde que Grupo Caliente tomó al equipo hasta que lograron consolidarlo en la primera división, 6 años le tomó a un proyecto bien estructurado dar frutos.

Otro ejemplo es León, en 2011 fue tomado por Grupo Pachuca y 3 torneos después firmaban su regreso a la primera división, se sabe que Grupo Pachuca es de las directivas que mejor trabaja en el futbol mexicano y año y medio para ascender a un equipo es una lapso bastante corto de tiempo, pero para que esto fuera posible antes La Fiera estuvo dos años bajo la administración de la familia Batarse, si bien sus logros deportivos no fueron del todo buenos fueron ellos quienes sanaron las finanzas del club, regresaron a la gente al estadio tras una deprimente administración de Grupo Pegasso y sentaron las bases para que Grupo Pachuca llevara al equipo de nuevo a los primeros planos. León finalmente ganó el campeonato de Clausura 2014, 6 años después de que Pegasso vendió al club.

Entonces, no sólo es llegar y comprar 11 buenos jugadores que te lleven a primera división. Para que el proyecto camine y dure debe tener buenas bases, tanto León como Xolos entendieron esto y los resultados hablan por sí mismos, los dos son equipos ya consolidados en la máxima categoría del futbol mexicano.

10 años despues de descender el León volvía en 2012 a primera división

10 años despues de descender el León volvía en 2012 a primera división

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde