Jugar bien / Escribir bien
Premier League

Arsenal, tenemos que hablar

¿Por qué sigues con él?, “Porque cuando se dedica a ser detallista, es muy bueno y me llena de ilusiones de que ahora sí va a hacer el cambio”. Esta frase describe dos situaciones de mi vida cotidiana, la primera son las charlas con mis amigas hablando de sus noviazgos tormentosos y la segunda son mis esperanzas y fe en el Arsenal.

Así es esto de los noviazgos, las ilusiones y el compromiso, incomprensible para muchos, irracional para otros, pero satisfactorio para muchos más. Ya más de uno ha comparado la afición a un equipo de fútbol con un noviazgo o un matrimonio y muy seguramente no estuvo equivocado, hoy escribo sobre esta historia de amor con la que muchos pueden identificarse, con muchos altibajos, con sus buenas y sus malas, pero con amor de verdad, ya sea por fútbol o una persona.

Antes que nada es necesario aclarar que ya estoy en ese punto de la relación donde veo sus defectos y virtudes de mejor forma, no creas que hablaré del Arsenal unicamente desde mi corazón, también lo haré de lo que mis ojos han visto, del trato que nos hemos dado,  digo esto por si creías que llegaste a un post de un fan ciego de los Gunners, seré fiel a la categoría de Rectángulo Verde, les hablaré fielmente de lo que ya parece, otra decepción más de este equipo de fútbol.

Arsenal, tenemos que hablar, quisiera decirte algunas cosas, te ruego me pongas mucha atención y hables hasta que yo termine, creo que necesitamos este tiempo y me alegra que hayas venido a hacerlo.

Ya no eres el de antes

Seré honesto, de la vista nace el amor, y lo nuestro fue amor a primera vista, yo caí como loco cuando te vi en la cancha de HighBury, con ese juego armonioso y encantador, ese que tenías con Berkgmap, Henry y Pires, hubo un año que nos llevaste a la final de la Champions y ganamos la liga sin perder un solo partido, eras un galán encantador, tenías tanto futuro, con un entrenador novedoso y comprometido contigo, me encantaba como lucías en las finanzas personales, hasta te comprarías tu propio estadio, realmente eras “el equipo perfecto”, yo sé que al comienzo, como siempre, todo era miel sobre hojuelas, pero no esperaba que en el futuro fueses tan diferente…

Tus amigas incómodas

Te lo revelaré, esa relación que te traes con esa convenenciera llamada Futbol Club Barcelona no me gusta nada, como se “comparten” tanto, no es posible que a pesar de que tomes lo que desprecia,  ella te agarre tus cosas importantes y valiosas, aún no supero que le hayas dado algo tan especial para nosotros, les diste a nuestro Cesc, ese pequeño que críamos juntos, me incómoda como se la pasa diciendo que se llevará al pequeño Bellerín también, si ella ni lo quería en sus inicios, también está el caso de Alex Song, tanto te lo pidió para que al final lo echara a perder, se llevó  también a Vermaelen todo para que no lo cuidara bien y se lesionara todo el tiempo, y ya ni hablemos de Henry, con nosotros siempre estuvo mejor, en calidad de leyenda y lo dejaste ir.

Y eso no es todo, aparte de que me molesta que tome las cosas así y tú siempre accedas sin decir nada, me molesta que viene y te humilla, todo el tiempo, goliza tras goliza, ya estoy harto de que venga todo el tiempo con ese enano que la trae loca y los goles caigan como racimos, ese tal Messi que tiene como novio también nos ha hecho mucho daño.

Y ya ni hablemos de esa otra amiga tuya llamada Bayern Münich, a ella le toleras todo, ni te le despegas, pareciera que estás dispuesto a que cada fase de octavos de la Champions pase por encima de ti, ya me enteré que en Febrero se verán de nuevo, espero esta vez sí me des mi lugar y te des a respetar.

Tus amigotes, esos que nunca dejas.

Seré sincero, hay cosas que no me gustan de ellos, pero otras que me encantan porque son muy divertidos, tu amigo Mesut es tan inteligente y capaz, cuando está inspirado hace que saques tu mejor versión de ti, pero me molesta muchísimo que desaparezca por semanas, justo cuando necesitas de tu amigo, el más brillante, pero por su ausencia.

Yo no sé cómo es que sigues teniendo entre tus amigos a ese Danny Welbeck, ocupando lugar que podrían ocupar mejores amistades, nunca está disponible para ti, igual que Ramsey, desde la temporada pasada que no lo veo.

Tu amigo Alexis me encanta, es tan divertido, me agrada cuando convivimos juntos, quizás me moleste que se la pase reclamando tanto tus defectos, pareciera que no es feliz siendo tu amigo, pero es de los que más atenciones tiene para ti.

Y aprovecho para darte unos consejos, tus dos amigos franceses Laurent y Olivier, te son tan fieles y cumplidores, valoralos más, en especial al defensa, siempre es el primero en sacar el pecho por ti cuando tienes problemas y de Olivier no puedo quejarme, deberías llamarlo más seguido, te hace bien verlo y extrañamente lo desprecias en ocasiones, quien te entiende Arsenal.

Pero es que, cada inicio de año me ilusionas tanto…

Y a pesar de todas esas cosas tan negativas no sé cómo logras ilusionarme, a cada inicio de año juegas de maravilla, tus pases, tus goles, son de equipo grande, de leyenda, cuando te dedicas a jugar como tú sabes no hay equipo en la Premier League que te iguale, tu despliegue, tus toques, tu todo, todo tú es maravilloso, disfruto tanto esas citas los domingos en el estadio, donde me haces recordar aquellas viejas épocas, con victorias inigualables, me haces sentir que podemos ser de nuevo “los invencibles”.

Nadie con un corazón como el tuyo

Y es que puedo presumir de tenerte y estar a tu a lado, de tener a alguien con agallas, que podrá ir perdiendo tres o hasta por cuatro goles de desventaja y metes todo de ti por hacerlo, porque en ocasiones me regalas remontadas épicas, jugadas de ensueño, carácter y valentía, pero me gustaría que lo hicierass más cuando visitamos Old Trafford o el Allianz Arena, y sé que lo intentas, pero a veces hasta me haces creer que ya no das para más.

Y lo volviste a hacer

No tendrás idea de cuan feliz me hiciste cuando te vi en la parte superior de la tabla a inicio de temporada, hasta por un momento me hiciste olvidar que el año pasado tenías todas las oportunidades de ser campeón, y como siempre, te dejaste, hoy todos hablan del Leicester, pero podrían hablar de nosotros, de lo buena pareja que somos, pero no me diste esa alegría.

Estábamos tan bien, tan felices, en esa época del año en el que me das todo y me ilusionas, esas golizas, este año más que nunca Özil y Alexis funcionando y de nuevo, lo volviste a hacer, y para colmo frente a esa que tanto odio, la del barrio de junto, el Tottenham, tampoco te comportaste a la altura contra el Middlesbrough y contra el Everton hiciste lo mismo, y por si fuera poco esta semana casi me dejas en vergüenza frente al Bournemouth, no lleva ni dos años en primera división y empezó goleandonos, ¿qué hubieran dicho los demás?

A quién engañamos, la sociedad y la prensa y hasta los memes ya están hablando de nuevo, de que otra vez volviste a caer en el cuarto lugar, que sólo ahí eres feliz, de verdad ya empiezo a creer que solamente ahí te sientes a gusto, siendo el cuarto, el tercero, o hasta el segundo, cuando con todas tus cualidades podrías dar mucho más, para ser el número uno.

¿Pero sabes?, creo en ti a pesar de todo, yo creo que este año otra vez se nos fue la oportunidad, el Chelsea la ha tomado. No quiero ilusionarme otra vez, aunque si me quieres sorprender, estaré feliz de ello, pero quiero que sepas que estaré ahí esperando a que los cañones vuelvan a  sonar muy alto y volvamos a ser la historia de amor más envidiable de la liga inglesa, que ni en Liverpool con sus canciones podrán igualarnos, ni el calor del United podrá derretirnos y ni siquiera el Manchester City que con todo y el pelón tendrá un cielo tan celeste y esperanzador como el de nosotros.

Atte. Tu amada afición, la que nunca te deja.

Comentarios

Article written by:

Impertinente, ofensivo y escandaloso aficionado al fútbol de tiempo completo. Capaz de encontrar belleza, tanto en toques como en contragolpes. Fiel seguidor del Arsenal y Madridista desde antes de la excesiva mercadotecnia.

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde