Jugar bien / Escribir bien
Futbol internacional

Stevie & Frankie

En el fútbol inglés hay dos hombres que han destacado por encima de todos en sus respectivos clubes donde se establecieron como mitos de éstos. Mencionar los nombres de Steven Gerrard y Frank Lampard en el poblado británico es hablar sobre fútbol y sobre una historia que no tuvo un bonito final feliz como un cuento cualquiera. Stevie & Frankie fueron figuras en sus respectivos equipos en la Premier League, pero a la hora de juntarse en Selección simplemente no conectaban como se esperaba, dejando lagunas en el campo pese a las carreras paralelas de estos dos futbolistas.

Es muy fácil decir que Lampard siempre fue mejor que Gerrard si lo vemos por el resultado, porque Frankie ganó casi el triple de títulos que el de Liverpool, pero como siempre he dicho, si se va a juzgar a un jugador o a un equipo por los trofeos que han ganado y no lo que han aportado en la cancha no vale la pena hacerlo. Gerrard ganó poco, pero aportó muchísimo en un Liverpool histórico hace 10 años, en un equipo en el que tenía a Xabi Alonso al lado y aprovechando la polivalencia de Steven él podía adelantarse unos metros más y jugar incluso como mediocampista ofensivo, siempre estaba presente en el área rival para generar ocasiones.

Dentro del rectángulo verde, Steven Gerrard era el capitán del Liverpool, el hombre que se había formado y se había establecido en la institución “red”, ganándose el cariño de la afición desde el primer instante en Merseyside. Por el otro lado, en el centro de Londres, Frank Lampard también se consolidaba como pieza importante del campeonato de Premier en la temporada 2004/05 rodeado de jugadores que también eran claves en el grupo como John Terry, Ashley Cole, y Petr Cech. Stevie y Frankie eran buenos amigos, jugaban muy bien al fútbol y buscaban llegar lejos con la Selección Inglesa en los torneos internacionales que disputarían con su buen fútbol al lado de David Beckham y Paul Scholes, algo a lo que se le llamaría la “nueva generación dorada de Inglaterra”.

stevie y frankie

Trístemente todo fue lo contrario a lo esperado con la selección de los “Three Lions”. Desde la primera vez que Lampard y Gerrard jugaron juntos el 22 de Mayo del 2003 con 25 y 23 años respectivamente, se esperaba mucho de éstos dos, que eran los hombres más creativos del equipo junto con los antes mencionados, formando el mejor mediocampo de toda Europa. Fueron más de 10 años en donde no hubo una conexión Gerrard-Lampard en la Selección debido al poco juego colectivo que había, que si bien tenía mucho talento a lo largo de las generaciones (y sigue teniendo), pero no han sabido cómo arroparlo con un sistema que regrese a los ingleses a las zonas altas, a competir, y por supuesto, a jugar bien.

Hoy en día, los tiempos han cambiado. Steven Gerrard abandonó al club de sus amores para irse jugar al LA Galaxy de la MLS buscando cumplir el sueño americano, y sí, se despidió sin ganar la Premier League pero con un legado que nadie jamás podrá abarcar en el Liverpool. En la otra ciudad, Frank Lampard firmó un convenio con el New York City también de los Estados Unidos, en donde antes estuvo cedido una temporada con el Manchester City, algo que para algunos aficionados del Chelsea fue “traición” pero para la gran mayoría lo respetaron, y aún hoy en día lo siguen idolatrando sobre todas las cosas.

mls gerrard lamps

Un año y medio después, los dos, tanto Stevie como Frankie abandonaron a sus clubes al terminar sus contratos, despertando la llama de rumores de regreso a Inglaterra con sus equipos ya mencionados, o con otros equipos tanto de la Premier como la MLS. Sus vidas paralelas continuaron estando juntas, debido a que sus despedidas se anunciaron con un día de separación.

Muchos dirán que Lampard y Gerrard ya están acabados, y tienen razón porque la edad les pesa y no son lo que eran antes, pero los dos tienen mucho mérito y mucha historia por todo lo que hicieron con sus clubes e intentaron hacer por su país, convirtiéndose en mi humilde opinión en los mejores mediocampistas ingleses que he visto, Steven Gerrard un “5” con alma de “10” y Frank Lampard, un box to box puro.

No triunfaron a nivel nacional, pero dejaron legados en sus clubes donde pasarán muchos años para que alguien saque los botínes para igualarles, incluso dudo que alguien pueda hacerlo. Hay recambios generacionales actualmente en una Selección Inglesa que sigue sin tener idea de cómo jugar colectivamente, pero nunca más volverá a haber un Steven Gerrard y un Frank Lampard a su costado, porque el fútbol de Stevie y Frankie jamás se igualará ni se superará en una Inglaterra donde ha habido muchos cuentos buenos, pero no todos han tenido finales felices.

inglaterra gerrard lampard

 

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde