Jugar bien / Escribir bien
La medular for dummies
Tácticas

La medular for dummies

Las siguientes líneas son muy importantes si te gusta el aspecto táctico del fútbol, su lectura te dará una visión distinta de las facultades de tu equipo, incluso te ayudará a distinguir si tu técnico tiene mínima idea de lo que es el fútbol. Dejarás de ser un niño rata borrego matrix programado, que todos sus conocimientos de táctica provienen las narraciones de Martinolli y Luis Garcia en combinación con el FIFA, y cree que términos como “doble contención” son correctos o que un esquema con un mediocentro, mediapunta y dos extremos puede funcionar. No te preocupes una vez fui como tú, y se lo que necesitas aprender, estas en buenas manos.

Las funciones

Independientemente si tu medular la integran 2, 3 o 4 hombres como veremos a continuación, se debe asegurar que entre la distribución de roles/jugadores se cumplan con las siguientes 4 funciones, entre menos se cumpla alguna, más apoyo requerirá de las bandas o los delanteros para completar un equilibrio:

1- Proteger la defensa, esta función es la única no negociable, siempre debe estar presente dentro de la medular ya que las bandas o delanteros no la pueden proveer. El jugador elegido en esta posición, es el ancla, el mediocampista que guarda la posición más retrasada durante la fase ofensiva del equipo. Necesita ser muy juicioso para tapar líneas de pase, interceptar los mismos y evitar ser expuestos en la transición del rival. El encargado de esta función recibe el nombre de contención.

2- Recuperar la pelota, es aquí donde el niño rata se confunde, contener y recuperar son cosas distintas por definición, el volante recuperador (ball-winning midfielder) tiene licencia para presionar agresivamente al poseedor de la pelota y es el encargado de su recuperación activa, esta licencia lo inhabilita de poder ser el último hombre de la medular, por lo que el recuperador y el contención son funciones excluyentes.

3- Apoyo ofensivo y desmarques, es la función más versátil, que permite múltiples combinaciones, proveen apoyo a bandas para el avance, al creativo para las jugadas combinativas y lo más importante debe realizar desmarques de ruptura para crear espacios y sobrecargas durante la fase ofensiva, incluso hacia el aréa rival para ser opción de gol, lo que la excluye de poder ser una función compartida con el contención. Generalmente se asocia al recuperador de balón.

4-Vincular mediocampo con delantera y crear opciones de gol, esta es la función del talentoso, del jugador que todos nos gusta ver, el llamado enganche o trequartista dependiendo de algunas variables. Baja para recibir la pelota y es el encargado de realizar jugadas combinativas o correr con él elemento para trasladarlo hacia el último tercio y ya en este realizar el pase filtrado para partir la defensa rival y dejar a un compañero con opción de remate. Es la única función que se puede combinar parcialmente con él contención.

A continuación, pasaré a explicar cómo opera esto en las configuraciones más comunes.

Par de volantes

Es la configuración del clásico 4-4-2, y el que más comúnmente te vas a encontrar en tu recorrido por el fútbol. Por la falta de mano de obra se opta por asignar a ellos las tareas más fundamentales de la medular, la del contención y la recuperación. Y dependiendo de tan completos sean los hombres con los que cuentes, él contención puede proveer funciones de enlace y el recuperador realizar rupturas; pero en caso de no poder realizar ambas tareas con confianza, estas tendrán que ser tomadas por los elementos de banda o delanteros. Ejemplo: Leicester 2015/16 con Drinkwater (contención-distribuidor) y Kanté (recuperador-corredor).

Trio de volantes

Es la segunda más frecuente que nos encontramos en el fútbol moderno, su variante de 4-2-3-1, es más parecida a la a configuración anterior, los volantes más retrasados generalmente se optan por colocar al contención y al jugador de apoyo, y delante de ellos se sacrifica un delantero para colocar un mediapunta que, en la configuración básica que planteo, realiza las funciones únicamente del enlace distribuidor. Pero en base a tu creatividad y las capacidades de tus jugadores, estas tareas pueden combinarse de distinta manera entre las tres posiciones, por eso es muy versátil y popular. Ejemplo: Liverpool 2008/10 con Xabi Alonso (contención-distribuidor), Mascherano (recuperador) y Gerrard (Corredor).

La segunda variante, es agregar al tercer hombre como mediocentro, en lugar del mediapunta, y formar el 4-3-3. Aquí el mediocentro generalemnte es el que funge como el contención, y los volantes delante de él se les asigna roles más ofensivos, encaminados a poder trasladar la pelota hacia el frente. Ejemplo: Barcelona 2008/10 con Touré (contención), Iniesta (corredor-recuperador) y Xavi (distribuidor).

Cuartero

Esta distribución agresiva se obtiene sacrificando las bandas y agregando elementos extra a la medular. Pueden distribuirse formando un rombo o un cuadrado. El más común es el rombo, y es del que hablaré aquí, pero si quieres saber cómo funcionaría el cuadrado lo analizo a fondo acá.

La distribución del rombo consiste en colocar un mediocentro, dos volantes centrales y un mediapunta, y lo interesante es que se pueden usar especialistas para cada una de las tareas, con cada elemento bien identificado con su función. La debilidad es la falta de amplitud que es colocada solamente en los laterales/carrileros, por lo que los 4 elementos deben de tener la tasa de trabajo adecuada para bascular y defender todo lo ancho del campo. Tienes que estar consiente que en todo rombo, los elementos que formen los vértices horizontales se les encargaran funciones de volantes, por lo que esta zona no debe ser ocupada por extremos naturales, este es un error muy común tanto de borrego matrix como a veces de entrenadores profesionales.

Las tareas en el rombo pueden ser distribuidas como tú quieras entre los hombres que forman los vértices ya sea la más clásica contención en el mediocentro y distribuidor en la mediapunta, o puedes ser más creativo e impredecible, con el distribuidor en el meidocentro. Ejemplo: Milan 2005 Pirlo (contención), Gattuso (recuperador), Seedorf (corredor) y Kaka (distribuidor).

Entonces ya sabes, para el siguiente partido que veas, identifiques estos patrones, y puedas diagnosticar que hace bien o mal tu equipo y entrenador, te servirá para ir cribando quien sí sabe de su oficio y quien parece solo estar por eventualidades del destino. Una última cosa, muy importante, no dejes que te vendan humo con las áreas chicas, los partidos de fútbol se ganan (y se pierden) en la medular.

Comentarios

Article written by:

Médico de profesión, me gusta el fútbol, la música y el cine, odio las mentiras, la ignorancia y el engaño. Pueden seguirme en Twitter, Facebook y G+:

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde