Jugar bien / Escribir bien
Opinión

El buen fútbol no es clasista

Las exigencias del fútbol normalmente son para aquellos clubes con un alto potencial económico, para aquellos que históricamente han sido clubes ganadores y que han marcado una época en su respectiva liga, para este tipo de equipos hay una constante esperanza de disfrutar de grandes partidos semana a semana, pero ¿sólo ellos pueden jugar bien?

El juego directo es la forma más atractiva de disfrutar el fútbol para muchos, que los extremos corran, algún contragolpe letal que emocionan a la grada, a los narradores de televisión y detiene por segundos los latidos del corazón resulta muy agradable para todo público, pero esto también puede significar que el equipo está esperando con un bloque bajo, que cede la iniciativa, que es la víctima esperando dar un golpe a su abusador y yo no soy simpatizante de este tipo de fútbol; a mí me gusta el juego donde sé es dueño de la pelota, donde defiendes y atacas con el balón.

Actualmente y afortunadamente, muchos entrenadores tienen el buen gusto de pretender que sus equipos tengan juego de posesión, juego posicional e intentar ser protagonistas con el balón, sin olvidar el ser ofensivos, porque tampoco se trata de hacer tiki-taka que, como bien dice Guardiola, no sirve de nada si los pases no tienen un porqué.

Para decir algunos equipos, me gustaría hablar un poco del fútbol argentino, comenzando con el equipo Nueva Chicago en la temporada 2013-2014 de la Primera B, un equipo dirigido por Pablo Guede, donde cualquiera pudo haber esperado que hiciera un juego rudimentario, ríspido, muy típico de la naturaleza de liga argentina y más si hablamos de la segunda división, pero fue todo lo contrario. Guede intentó jugar bien al fútbol, respetando la posesión, la posición, siendo un equipo compacto. Luego se fue a Chile para trabajar con Palestino y no decepcionó, logró seguir jugando bien al fútbol.

Actualmente, Defensa y Justicia, el humilde equipo de Varela, está jugando bastante bien al fútbol en esta temporada y también la temporada anterior con el señor Ariel Holan al frente, y en Argentina se le está dando el valor que merece, no sólo están viendo a River Plate o a Boca, que ya ni siquiera juegan tan bien como siempre nos hicieron pensar, el fútbol no necesita millones para hacerse bien.

Durante una conferencia sobre Dinámica de Juego, Ariel Holan mencionaba a la sexta división de Argentinos Juniors y hablaba de lo bien que jugaba ese equipo, pese a tener una cancha en malas condiciones e incluso un ambiente de inseguridad rodeando el predio donde estaban, y sabía que un partido podían perderlo 8-0 e iba a doler, iba a importar, pero no iba a ser una razón para dejar de jugar bien al fútbol, porque debe ser demostrado que todos los equipos, si se lo proponen y lo trabajan, pueden lograrlo y evitar tirar pelotazos al 9.

Fotografía de Pablo Roldán

Comentarios

Banner
Close
Gracias por apoyar Rectangulo Verde